Corrientes, Wednesday 1 de July de 2020

La propuesta que fue presentada al Concejo y busca ampliar los espacios para clientes. Consecuentemente, aumenta la cantidad de personas en los locales sin romper los protocolos, lo cual será beneficioso también en el incremento de ventas.

El concejal de la ciudad de Corrientes por el Frente Renovador (FdT), Germán Braillard presentó ante el Concejo Deliberante la Ordenanza que autoriza al intendente Eduardo Tassano a otorgar permisos provisorios para que establecimientos gastronómicos ocupen parcialmente un sector de la calle para la colocación de plataformas o tarimas que permitan instalar mesas y sillas al aire libre, en espacios abiertos. La propuesta se da en el marco de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) del coronavirus Covid-19 y el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que declaró para nuestro país mantener el distanciamiento social, preventivo y obligatorio para disminuir el posible brote del virus.

 

Esta iniciativa está dirigida el sector gastronómico, bares y confiterías con la posibilidad de implementarlos en lugares destinados a estacionamiento, de madera fácilmente desarmables, generándose nuevos puntos de atención a clientes, sin cobrarles ningún tipo de tasas por la ocupación del espacio público mientras duren las medidas en pandemia para garantizar la subsistencia de los locales comerciales. En este sentido, está prohibida la ocupación de la calle sin previa evaluación de las áreas municipales competentes, y la Ordenanza exceptúa la ampliación en lugares como: áreas de carga y descarga, pasos de peatones o rampas para discapacitados, garajes y paradas de colectivos, taxis o remises.

 

Entre las obligaciones del propietario del comercio también se encuentran garantizar el normal escurrimiento de los desagües pluviales, la limpieza de los cordones cunetas y de todo el sector. “Queremos proteger la salud pública y a su vez darle mayores posibilidades y oportunidades a los comerciantes. Y con el distanciamiento social, garantizamos todos los protocolos establecidos por la municipalidad como la no aglomeración de personas. Con esta iniciativa aumenta la ocupación del local sin corromper ninguna norma ni recomendación, siempre buscando proteger la salud de los clientes y la seguridad del personal”, explicó el autor del proyecto, Germán Braillard Poccard. “Necesitamos como Estado articular todas las medidas activas y presentes,  necesarias para acompañar a esos sectores que se vieron seriamente comprometidos y afectados económicamente, e incluso sufrido tanto el descenso considerable de sus facturaciones como el cierre definitivo”, agregó.